Inicio > Conciertos > Crónica y Fotos: Noche punk rock con The Dictators en Madrid

Crónica y Fotos: Noche punk rock con The Dictators en Madrid

Sara Morales - @sara_warsaw, 13 de Noviembre de 2015

Una abarrotada sala El Sol para encontrarse con la historia.
Cuesta poner palabras a lo que significó anoche tener en nuestra ciudad, a tan solo dos palmos, a los Dictators. Padres del punk rock neoyorkino y una de sus pocas leyendas vivas y en activo, gurús de la filosofía subversiva en aquellos inolvidables y abrasivos  70. Practicantes de la doctrina underground  que revolucionó al mundo a base de guitarras vertiginosas, gritos eufóricos e insurrección contra el orden imperante. Artesanos y pioneros de los sonidos que tanto inspiraron a bandas como los Ramones o Television y todas las que se irían sumando al movimiento punk hasta nuestros días. Sucesores de los New York Dolls y compañeros de escenario en los últimos años de los Stooges. Supervivientes a todos ellos.
Y anoche en Madrid. Como si no hubieran pasado los años.

 

 

 

Aparecen en escena Ross "The Boss" Friedman (guitarra) y JP "Thunderbolt" Patterson a la batería y miembros fundadores junto a "Handsome" Dick Manitoba. También Dean "The Dream" Rispler, ex The Murphy's Law, al bajo; y Daniel Rey, guitarrista que hizo las veces de productor en varios discos de los Ramones.

El carisma de Manitoba pisa arrollador conquistando a la sala en la que irrumpe sentenciando: "Nosotros somos los dictadores". Sube, baja, se arrodilla, gesticula, nos cuenta su vida, su visión del rock actual, su experiencia por España, se integra entre el público.  Desde abajo les devolvemos la misma pasión en forma de pogo, de gritos que van completando los temas, de comunión entre nosotros mismos con todos los presentes por estar asistiendo a un hito histórico un jueves cualquiera de Noviembre. Un ritual que se convierte en una eucaristía con el pasado más callejero y que, en manos de los cinco del Bronx, resplandece vivo en este presente.

 

 

 

Un repaso por sus temas más emblemáticos ("Stay with me", "Who will Save R'n'R?", "Baby Let's Twist", "Avenue A" ...) que asaltan, infalibles y feroces, a pesar de la edad que arrastran. Porque el punk es actitud,  una filosofía de vida y de por vida; y ni el paso de los años ni las modas podrán cambiar esta forma de enfrentarse a la existencia que tiene poco de ego y mucho de trascendente.

Punk is not dead.

 

ÁLBUM DE FOTOS

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Compartir en twitter
©2010-2016 Fanatyk.es Prohibida su reproducción total o parcial.